Seleccionar página

Dos policías fuera de servicio detienen a dos ladrones de coches en coslada

Dos policías fuera de servicio detienen a dos ladrones de coches en coslada

Los dos detenidos están relacionados, al menos, con una quincena de robos en distintos puntos de la Comunidad de Madrid, especialmente en centros comerciales. 

En su intento de huida, uno de los ladrones intentó arrastrar con el vehículo a un agente y el otro delincuente golpeó a una mujer que le intentó cortar el paso en su carrera. Pero la decisión de los dos agentes de Policía Nacional que decidieron actuar estando fuera de servicio, frustró este último intento de robo en el aparcamiento de un centro comercial de Coslada.

Todo comenzó cuando uno de los agentes se percató de que un hombre estaba intentando forzar la cerradura de un coche mientras otro vigilaba. Tenían preparado otro vehículo robado para la huida. Cuando fueron sorprendidos, intentaron escapar.

El primero de los agentes logró llegar hasta ellos y forcejear con el piloto al inicio de la marcha y, aunque logró detenerle, resultó herido cuando el ladrón aceleró el coche tratando de zafarse del policía. Cuando forcejeaban y el coche estuvo parado, el segundo ladrón salió del vehículo e inició su fuga a la carrera. Una mujer intentó interponerse en su camino pero resultó golpeada y tuvo que ser atendida por lesiones. Sin embargo, otro agente fuera de servicio salió corriendo tras él y logró detenerle.

El vehículo en el que intentaban huir los delincuentes resultó ser un coche cuyo robo había sido denunciado previamente.

Durante el posterior registro del vehículo se encontraron efectos habituales en la comisión de este tipo de delitos como una herramienta para romper cristales, un destornillador tipo punzón y un inhibidor de frecuencias que fueron intervenidos.

Con su detención se esclarecen 15 hechos delictivos contra el patrimonio ocurridos en diversos municipios madrileños como Coslada, Alcorcón o Parla y en el distrito de Ciudad Lineal.

Elegían vehículos estacionados en aparcamientos de centro comerciales

Una vez escogido el objetivo estos individuos forzaban el vehículo o empleaban un inhibidor para poder invalidar el sistema de cierre y sustraían los efectos que encontraban en su interior.

En ocasiones si comprobaban que el propietario tenía el vehículo abierto con algunas pertenencias empleaban el método de la siembra. Arrojaban un llavero con llaves al suelo y reclamaban la atención de la víctima para consultarle si eran de su propiedad, distracción que empleaba el otro individuo para hurtar del interior del coche los objetos de valor.

Patrocinio

Archivo