La Policía Local de Coslada recibía el pasado lunes el aviso de la caída de un varón en el andén de la estación de Metro de La Rambla.

Los hechos se produjeron el lunes por la mañana. A las 09.37 horas se recibió aviso de la caída de un varón en la Estación de Metro de La Rambla. Dos agentes de la Policía Local de Coslada acudieron y tras realizarle las maniobras manuales de reanimación cardiopulmonar (RCP) pudieron salvarle la vida.

Sangraba y con problemas respiratorios

Según la información recabada, esta persona sangraba de manera abundante y parecía presentar problemas respiratorios.

Rápidamente, una dotación se personó en el lugar y encontró en el andén 2 a este hombre, de 70 años y vecino de Coslada, con una fuerte hemorragia e inconsciente. Tal y como han detallado los agentes en el informe correspondiente, apreciaron que no respiraba, presentando el rostro amoratado y sin respuesta a estímulos externos.

Los Policías Locales que intervinieron aplicaron con urgencia un desfibrilador (recurso de las propias instalaciones del Metro), además de iniciar las maniobras manuales de reanimación cardiopulmonar (RCP). En esos primeros momentos, contaron con la colaboración de dos miembros del servicio de seguridad privada del recinto.

45 minutos de intervención

A los pocos minutos, llegó a ese andén 2 de la Estación de La Rambla una UVI móvil del SUMMA, para hacerse cargo de la dirección de dichas maniobras. Tras aproximadamente 45 minutos y varios de ciclos de RCP, con la paulatina incorporación de otros recursos sanitarios, se logró la reanimación de este vecino de Coslada después de perder y recuperar el pulso en varias ocasiones.

A continuación se procedió a su monitorización, estabilización y traslado al Hospital de la Princesa en UVI móvil con pronóstico muy grave. Hay que indicar que, de forma simultánea, agentes de la Policía Local de Coslada desde la sede del cuerpo se pusieron en contacto con la familia de esta persona para informar de las acciones que se iban llevando a cabo en la Estación de Metro.

Gracias a esa comunicación continua con sus familiares, se obtuvo el dato de que esta persona presentaba diversas patologías y que, en el momento del desfallecimiento, se dirigía al Hospital del Henares para asistir a consulta de un especialista.