El Ayuntamiento de Coslada, en cumplimiento con la prórroga del Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España y siguiendo las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias frente al covid-19, cancela todas las actividades previstas hasta antes de julio.

El Ayuntamiento de Coslada ha tomado la drástica decisión, obligado por las circunstancias, de sus Fiestas Mayores y de San Isidro de este año. La decisión, en concreto, se adopta en cumplimiento con la prórroga del Estado de Alarma decretada por el Gobierno de España. La medida, además, se toma siguiendo lasmedidas recomendadas por las autoridades sanitarias para hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID-19, y propone la cancelación de todas las actividades previstas hasta antes de julio.

Las razones apuntan, por un lado, que al suspenderse todos los plazos administrativos de la Administración Pública no se pueden cumplimentar los trámites de contratación pública. Estos son fundamentales para la preparación de las actividades de todo tipo previstas tanto para las Fiestas de San Isidro, como para las Mayores de junio. Las circunstancias actuales impiden llegar a tiempo con todos los contratos de adjudicación.

La salud “prevalece”

No obstante lo anterior, más importante es el otro motivo que ha llevado a adoptar esta decisión. “Tenemos que tener en cuenta la incertidumbre de saber hasta cuándo se prorrogarán las medidas de aislamiento social y de limitación de movilidad de la población, así como la suspensión de eventos culturales y festivos”, ha señalado el alcalde, Ángel Viveros.

El primer edil cosladeño ha dejado claro que “este aspecto de velar por la salud de nuestros vecinos y vecinas prevalece sobre cualquier otro” y las previsiones del Ministerio de Sanidad apuntan a que las medidas de distanciamiento social podrían prolongarse en las próximas semanas.

Por ello, bajo estos condicionantes y pensando en la seguridad de las y los cosladeños, así como de los visitantes que suelen trasladarse a la ciudad durante las fechas señaladas, las actividades culturales y festivas que congregan a miles de personas previas al mes de julio quedan canceladas.

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, a través de una videoconferencia celebrada esta misma mañana ha informado de la medida a los portavoces de todos los grupos municipales de la oposición.