Tras una llamada ciudadana, llegaron a tiempo para impedir su suicidio.

Los hechos ocurrieron este sábado al mediodía. La Policía Local recibió una llamada por parte de un hombre que había sacado a pasear a su perro. 

Este viandante, observó en la zona descampada junto al Hospital Universitario del Henares de Coslada, un vehículo estacionado con unos tubos que salían del tubo de escape. Inmediatamente dio aviso a la Policía Local de Coslada. 

Hasta el lugar se desplazó una patrulla. Una vez allí, los agentes encontraron a una persona dentro del coche inhalando humo, con la intención de suicidarse. Para ello, había colocado varios tubos preparados desde el tubo de escape hacia el interior del propio vehículo. 

La llamada del viandante, unida a la rápida intervención de los Policías Locales de Coslada permitió llegar a tiempo para salvar la vida de esta persona, a la que sacaron del coche todavía consciente. Las investigaciones posteriores permitieron saber que este episodio se produjo tras una discusión familiar.