El equipo de Gobierno de Coslada, a través del alcalde, Ángel Viveros, ha pedido al consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, que dé marcha atrás a la orden dictada por su departamento sobre las Escuelas infantiles.

Según la misma, durante el período que se prolongue el Estado de Alarma, la administración regional no abonará la parte que le corresponde (el 80 por ciento) a través del convenio de Educación Infantil que mantiene con los Ayuntamientos. Esa partida económica se destina, principalmente, al pago de los salarios de las trabajadoras y trabajadores de las Escuelas Infantiles Municipales de Coslada.

El primer edil, Ángel Viveros, pide a la Comunidad de Madrid que “rectifique porque las consecuencias son muy negativas para Coslada puesto que implicará, de hacerse efectiva la decisión, por una parte la pérdida de empleos del personal que trabaja en estas Escuelas y, por otra, un recorte de alrededor de 70.000 euros”.

En palabras del regidor cosladeño, la medida de la Comunidad de Madrid supone “un evidente recorte en materia de Educación. En estos momentos de dramática crisis sanitaria, cuyas consecuencias económicas y en materia de laboral son impredecibles, el Gobierno regional con esta acción provocará una importante pérdida de puestos de trabajo en el sector a nivel autonómico”.

Premios nacionales

El equipo de Gobierno de Coslada insiste en la destacada labor que desempeña el conjunto de la comunidad educativa de los centros que, en el caso del municipio, se pone de manifiesto a través de proyectos pioneros, innovadores y con una clara implicación y repercusión en la vida de la propia ciudad.

Todo esto, gracias a la dedicación y esfuerzo del conjunto de docentes, estudiantes y madres y padres, y a pesar de los recortes en la materia, ha conllevado que escuelas, colegios e institutos de Coslada se hayan hecho acreedores de diferentes reconocimientos a nivel regional, nacional e internacional. El último, precisamente, conocido estos días, es el Premio Europeo Carlomagno en el que España estará representada por el IES Manuel de Falla.

“La decisión unilateral de no cumplir estos convenios en materia de Escuelas Infantiles es injusta y desproporcionada”, a juicio de Ángel Viveros; por ello, ha asegurado que “como alcalde, en nombre del equipo de Gobierno y de la ciudad de Coslada, solicito públicamente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que desautorice a su consejero de Educación”.

En la actualidad, el Ayuntamiento cosladeño, sin tener competencias propias en materia educativa, debe hacer frente a una serie de servicios relacionados con ésta al no existir financiación por parte de la administración competente, es decir, la Comunidad de Madrid.

Ayuntamiento de Coslada