El PP de Coslada ha presentado 2678 firmas recogidas en 165 folios, trasladando así el descontento vecinal con la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles, aprobada por el gobierno municipal formado por PSOE, PODEMOS y MÁS MADRID.

La presentación se ha realizado mediante el registro de las mismas en el Ayuntamiento, acompañándolas de un escrito donde se exponen los motivos por los cuales se considera que el Equipo de Gobierno debería dar marcha atrás con esta medida.

El pasado 23 de octubre se acordó, por los 13 votos a favor del Equipo de Gobierno, la aprobación provisional de la Ordenanza Fiscal que regula el IBI, recogiendo una subida del 10% en el mismo.

La subida, totalmente desproporcionada, se produce 6 meses después de que los integrantes del Gobierno Municipal se subieran 3000 euros el sueldo, además, el remanente económico del Ayuntamiento, el cual asciende a más de ocho millones de euros, no justifica este hachazo fiscal a los vecinos.

Las firmas han sido recogidas a través de las Mesas Informativas que el PP de Coslada ha instalado por toda la ciudad, además de la captación realizada tanto en el Grupo Municipal como en la Sede Local.

También por Change.org, Whatsapp y correo electrónico

Como apoyo a todos aquellos vecinos que no han podido acudir presencialmente, se ha articulado una recogida en la plataforma online Change.org, y mediante los canales de Whatsapp y correo electrónico.

En palabras del Portavoz Popular, Francisco J. Becerra: “Desde el Grupo Popular confiamos en que el Alcalde Ángel Viveros de marcha atrás y revoque el disparate que supone incrementar la carga fiscal a los vecinos, subiendo el tipo de gravamen del IBI en un 10% para los vecinos de Coslada”.

Según los Populares de Coslada, el Equipo de Gobierno debería tener un poco más de consideración y respeto hacia los cosladeños y sus necesidades, que no tienen por qué soportar un aumento de sus tributos cuando el Consistorio cuenta con un remanente de más de ocho millones de euros.

“Confiamos que gracias a las firmas presentadas este incremento de la presión fiscal sea revocado, y nuestro municipio comience a recibir unos servicios públicos de calidad por parte de su Gobierno basados en una mejor gestión de los recursos y la atracción de la inversión en la ciudad, en lugar de sangrar a los ciudadanos e incrementar el gasto público” finalizó Becerra.

PP de Coslada