Los Agentes Tutores de Coslada han recibido el reconocimiento a nivel nacional por su programa ‘Jugar y Apostar no es un Juego’.

La sede de la Federación Española de Municipios y Provincias ha sido escenario de la entrega de los I Premios Nacionales a las Buenas Prácticas de los Servicios de Agente Tutor de todo el país, una convocatoria que impulsa la FEMP junto con la Asociación Nacional de Agentes Tutores (ANAT) y la Delegación del Plan Nacional sobre Drogas.

Entre los premiados este año en la categoría de Excelencia e Innovación ha estado el programa desarrollado por la Unidad de Agente Tutores de la Policía Local de Coslada ‘Jugar y Apostar no es un Juego’.

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, y el intendente Jefe de la Policía Local de Coslada, Gabriel Cerrato, han acompañado a los agentes en la entrega de premios celebrada este mismo jueves.

Estos galardones tienen como objetivo más destacado el de dar a conocer los trabajos, programas y proyectos de interés general, desarrollados por cuerpos de Policía Local de todo el territorio español durante el pasado curso 2018-2019.

‘Jugar y Apostar no es un Juego’ se ha hecho con el premio tras competir con 21 iniciativas de todo el país, siendo la Comunidad de Madrid la más representada.

Proyecto pionero

En palabras del primer edil de Coslada, Ángel Viveros, “la ludopatía y otras adicciones son ejemplos muy paradigmáticos de esa tarea preventiva e informativa que se realiza desde la Unidad de Agentes Tutores de la Policía Local de Coslada y que ayuda tanto a estudiantes y jóvenes en general, como a sus familias y a la comunidad educativa”.

Por su parte, el intendente Jefe de este cuerpo, Gabriel Cerrato, ha afirmado que “este programa pionero y que ya está siendo imitado en otras ciudades españolas, ha cumplido ya dos años con un balance muy positivo, tanto para el colectivo joven, como para sus padres y madres”.

Informar y concienciar

El proyecto ‘Jugar y Apostar no es un Juego’ arrancó a finales de 2017 y continúa consolidándose como una referencia, como lo demuestra el premio entregado hoy.

Además, va cumpliendo los propósitos que se marcaron en su puesta en marcha como son los de concienciar a los jóvenes acerca de los problemas que derivan del juego, tanto online, como en los locales que en la actualidad se ubican en todas las ciudades españolas.

Esta iniciativa tras recibir varias consultas por parte de familias debido a posibles casos de adicción al juego de sus hijos o hijas.

A lo largo del curso 2018-2019, este proyecto en el que participan, además de Policía Local los departamentos municipales de Educación, Salud, Juventud y Servicios Sociales, llegó a un total de 1.200 estudiantes de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato.