La Comunidad de Madrid ha aprobado en Consejo de Gobierno la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Coslada para establecer los mecanismos que permitan llevar a cabo la financiación de las ayudas y la agilización de los procedimientos de concesión para el Área de Regeneración y Renovación Urbana y Rural (ARRUR) de las áreas denominadas barrio de la Estación y el casco de Coslada.

El ARRUR tiene como objetivo la financiación de la realización conjunta de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, incluidas las unifamiliares, de urbanización o reurbanización de los espacios públicos y, en su caso, de edificación de edificios o viviendas en sustitución de edificios o viviendas demolidos.

La distribución de la financiación será la siguiente: 4 millones de euros a cargo del Plan Estatal de Vivienda, de los que el Ministerio de Fomento aportará 1,5 millones y la Comunidad de Madrid 176.285 euros; el Ayuntamiento de Coslada dedicará 291.270 euros y los particulares casi 2,3 millones de euros.

Este convenio forma parte de la gestión autonómica del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que establece una serie de programas de ayudas a diversas actuaciones protegidas en materia de vivienda para dicho período cuatrienal mediante el Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbana y Rural (ARRUR), que gestionará la Comunidad de Madrid.

El barrio de la Estación de Coslada fue construido a principio de los años 50-60 con promociones de vivienda en bloques lineales de cuatro alturas, siendo muy precario el estado actual del parque de viviendas.

La antigüedad de los edificios, las edificaciones y su escasa calidad constructiva, unido a la ubicación sobre los arenales próximos al río, que produce movimientos frecuentes del subsuelo y conlleva importantes problemas estructurales como grietas y fisuras del parque de viviendas, por lo que requiere una intervención para mejorar sus condiciones de habitabilidad.

Las actuaciones programadas tienen por objeto la solución integral de cimentación perimetral y la del interior, para resolver los problemas existentes de movimientos entre los edificios, las grietas y fisuras producidas; la sustitución de la red de canalones y bajantes exteriores y de la red horizontal de saneamiento hasta la acometida al pozo general para resolver los problemas de saneamiento horizontal, derivados del mal estado de los entronques, arquetas y pozos; la adecuación al Reglamento electrotécnico para baja tensión y a la normativa de protección contra incendios en los edificios; la instalación de ascensores y rampas salvaescaleras, así como la sustitución de carpinterías y acristalamientos para el mejor aislamiento térmico.

Asimismo, se prevé la rehabilitación energética de los edificios de viviendas mediante la mejora de la accesibilidad de los espacios públicos; las obras destinadas a mejorar la eficiencia ambiental en materia de agua, energía, uso de materiales, gestión de residuos y protección de la biodiversidad; la reducción del uso de agua potable y de riego; la mejora de la eficiencia energética en edificación y en servicios urbanos; las obras de implantación de energías renovables y sistemas de climatización centralizada o de distrito, y la mejora del reciclaje de los materiales, destinada a cumplir con los planes nacionales o autonómicos de recogida de residuos.

OFICINA TÉCNICA DE GESTIÓN

Para facilitar la información, gestión y tramitación de las obras en cada uno de los barrios con los vecinos que quieran rehabilitar sus viviendas, se prevé la creación de unas Oficinas Técnicas de Gestión. En este caso será la Empresa Municipal de Vivienda de Coslada (EMVICOSA) la que dirija esta oficina como ventanilla única para llevar a cabo la tramitación, equipos y oficinas de planeamiento, así como la gestión de las ayudas de las viviendas y de acompañamiento social de actuaciones subvencionables.

En el caso de Coslada, se prevé que sean alrededor de 345 viviendas las que se rehabiliten.

Estas oficinas también recibirán financiación para su funcionamiento del Plan Estatal. Además, en función del tipo de obras de rehabilitación y mejora que se lleven a cabo en cada una de las viviendas, el número previsto podría aumentar puesto que, en caso de que no se consuma el presupuesto total previsto, se podrían adherir más vecinos. Las obras de rehabilitación finalizadas con anterioridad al 1 de enero de 2018 no podrán ser incluidas en este programa.

ACTUACIONES DESDE ESTRUCTURALES A EFICIENCIA ENERGÉTICA

Las actuaciones que son objeto de subvención en este proyecto incluyen la mejora de las condiciones estructurales y funcionales de los edificios; la habitabilidad de las viviendas; la introducción de medidas dirigidas al ahorro y la eficiencia energética como aislamiento en fachadas, carpinterías y cristalerías, calefacción y refrigeración, agua caliente; la introducción de energías renovables, u otras tan importantes como su adaptación a las medidas de evacuación, y seguridad y protección contra incendios.

También forman parte las mejoras en la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, del edificio o de la parcela, mediante actuaciones como la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor rendimiento energético, generalizando por ejemplo la iluminación LED, instalaciones de sistemas de control de encendido y regulación del nivel de iluminación y aprovechamiento de la luz natural.

Se subvencionará también la mejora de las instalaciones de suministro e instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua, así como la implantación de redes de saneamiento separativas en el edificio y de otros sistemas que favorezcan la reutilización de las aguas grises y pluviales en el propio edificio o en la parcela, o que reduzcan el volumen de vertido al sistema público de alcantarillado.

La mejora o acondicionamiento de las instalaciones para la adecuada recogida y separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones, forman parte también del catálogo de mejoras que pueden recibir ayudas, al igual que el acondicionamiento de los espacios privativos de la parcela para mejorar la permeabilidad del suelo, adaptar la jardinería a especies de bajo consumo hídrico, optimizar los sistemas de riego y otras actuaciones bioclimáticas.

Del mismo modo serán subvencionables aquellas que afecten a elementos cuyo tratamiento permita reducir de forma efectiva en el interior de la edificación el promedio anual de concentración de radón a niveles inferiores a 300 Bq/m3, o en las que, sin alcanzar dicho nivel, se reduzca la concentración inicial en al menos un 50%.

Por último, lo serán aquellas medidas que fomenten la movilidad sostenible en los servicios e instalaciones comunes de los edificios o urbanizaciones, tales como la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en los aparcamientos o la adecuación de zonas e instalaciones de aparcamientos de bicicletas.

Comunidad de Madrid