La preocupación por las condiciones de la escuela infantil Charlie Rivel y las viviendas de la calle Díaz del Castillo han sido tratadas en una reunión con el responsable regional en la materia.

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, se reunió con el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, en un encuentro en el que también estuvieron presentes los concejales de Vivienda e Igualdad, Teresa González, y Política Territorial, José Sousa.

La reunión sirvió para que el regidor cosladeño transmitiese al responsable regional las cuestiones que en sus áreas competenciales más preocupan en el ámbito municipal.

Entre ellas mencionó, por ejemplo, la situación de las viviendas ubicadas en la calle Díaz del Castillo, de carácter social y gestión autonómica, que arrastran numerosos problemas de convivencia desde hace muchos años.

Preocupación por la EI Charlie Rivel

Del mismo modo, Ángel Viveros también aprovechó para transmitir a David Pérez la preocupación existente por las condiciones en las que se encuentra la Escuela Infantil Charlie Rivel.

Este centro educativo presenta importantes patologías urbanísticas detectadas en el año 2008 a las que se había buscado una solución mediante el traslado del alumnado a otro recinto de nueva construcción en el Barrio del Puerto.

Para ello, el Ayuntamiento de Coslada cedió en aquel momento una parcela también, precisamente, con Viveros en la alcaldía. A cambio, la Comunidad de Madrid se comprometió a construir en dicha superficie la nueva EI Charlie Rivel, con cargo al denominado entonces Plan PRISMA 2008-2011.

Después de una década de espera, y tras varias reclamaciones por parte del Gobierno Municipal de Coslada, parecía que este año podría estar en marcha.

Sin embargo, un problema con la empresa adjudicataria que no ha cumplimentado los trámites administrativos preceptivos (no ha presentado la documentación oportuna), ha obligado a la Comunidad de Madrid a revocar el contrato y, por lo tanto, esto conllevará más demora en la puesta en funcionamiento del centro educativo.

Buena predisposición

En la reunión de ayer, el alcalde cosladeño mostró a Pérez su “preocupación porque la situación de las instalaciones actuales no son las mejores. No es la primera vez que instamos a la Comunidad de Madrid a que tome cartas en el asunto, y parece que ahora el consejero coincide con nosotros en que las condiciones que marcan los técnicos son muy preocupantes”.

En este sentido, Ángel Viveros indicó al final del encuentro celebrado en un clima de cordialidad su disposición a “seguir colaborando con la administración autonómica para que la Escuela Infantil Charlie Rivel sea una realidad lo antes posible», añadiendo que “confiamos en que la buena disposición para hallar una solución urgente mostrada por el consejero no se quede en agua de borrajas”.