La pasada madrugada del domingo al lunes la puerta principal del Ayuntamiento de Coslada sufrió un ataque con pintura negra. 

Operarios de limpieza estuvieron intentando eliminar con bastantes problemas las manchas del suelo.

En el caso de las que afectan a las puertas de cristal y a su marco de aluminio, según señalan desde el área municipal correspondiente, se precisará la intervención de una empresa especializada.

Como consecuencia del ataque también se ha inutilizado el sensor de las puertas automáticas accesibles de la entrada principal del Consistorio.

No se conoce el origen de los hechos, si bien se confía en dar con los autores, no en vano, se da la circunstancia de que varios policías locales permanecen acampados desde hace algunos días a escasos dos metros del lugar donde se produjo el ataque, por lo que ellos mismos pudieran contribuir a su esclarecimiento, en el supuesto de que hayan visto u oído algo.

Desde el Gobierno Municipal de Coslada se ha calificado el hecho de “muy grave” y con un coste económico que “al final, tienen que pagar todos los vecinos y vecinas”.

Para el Ejecutivo local lo ocurrido “no puede volver a suceder, puesto que el ataque ha sido contra la casa de todas y todos los cosladeños”. Acerca de las posibles motivaciones de un ataque de estas características, desde el Ayuntamiento “no se descarta nada”.

Se va a tramitar la correspondiente denuncia en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.