Ecologistas en Acción de San Fernado-Coslada ha solicitado al alcalde de Coslada la retirada de residuos, algunos de ellos peligrosos, que se acumulan en el parque urbano del Bosque del Humedal.

El incendio que quemó parte de este espacio, el pasado 25 de julio, ha dejado al descubierto escombros, botellas de vidrio, traviesas y rieles del ferrocarril de Cercanías y, lo más alarmante, placas y tubos de fibrocemento, un residuo peligroso por su potencialidad cancerígena.

Un paseo por el parque del Bosque del Humedal, pone de manifiesto montones de residuos de diversa naturaleza, los escombros de construcción se amontonan, junto a botellas de vidrio abandonadas.

Tramos de vía abandonados en el Humedal de Coslada

Traviesas, raíles y otros elementos del ferrocarril, han quedado abandonados irresponsablemente, tras alguna de las últimas actuaciones en la vía.

Buena parte de estos residuos se acumulan en la zona más sensible del parque, la zona de juncos (planta ligada al agua y a zonas húmedas), que tras el incendio de julio, está regenerando de forma natural.

En la zona también se han encontrado restos de placas y tubos de fibrocemento, material considerado peligroso por su potencialidad cancerígena y que debe retirarse por empresas especializadas y trasladarse a plantas autorizadas para albergar este tipo de material.

Ecologistas en Acción ha puesto de manifiesto esta situación, en un escrito dirigido al regidor de Coslada, en el que se le solicita que el Ayuntamiento proceda a la retirada de estos residuos y que comunique a Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), como responsable del mantenimiento de la vía del ferrocarril, el hallazgo de elementos que pertenecen a esa infraestructura.

La organización ecologista, además, pide que las actuaciones de retirada de residuos se hagan causando el menor daño al parque, muy dañado por el incendio y aprisionado por la construcción del macrocentro comercial del vecino barrio madrileño de El Cañaveral.

Ecologistas en Acción