La Policía Local de Coslada desalojó la madrugada del domingo 5 de mayo una discoteca de la localidad donde se encontraban 66 menores. La fiesta que se celebraba en su interior no respetaba  la prohibición de alcohol a menores ni los horarios permitidos por ley.

La intervención se realizó en una sala situada en el centro comercial Uruguay, en la calle Chile 33, donde se desarrollaba la sesión Circus Light que ‘en teoría’ estaba prevista entre las 18.00 y las 22.00 horas con música dembow, trap, funky y reggaetón.

Los agentes han abierto expediente a la sala ya que los menores estaban consumiendo alcohol pese a que se trataba de una sesión Light y además no se respetó el horario de la fiesta. Los adolescentes habrían pagado cinco euros por la entrada con una consumición de un refresco.

Pasadas las 03.00 de la mañana la Policía Local de Coslada procedió a hacer la inspección y a desalojar el local pudiendo identificar a 66 menores y a levantar las correspondientes actas por las infracciones que se habían cometido de acuerdo con la Ley 17/1997, de 4 de julio, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid. En esta ley el tipo de falta está considerada como muy grave y el exceso de aforo como grave.

Las faltas muy graves conllevan una multa comprendida entre 60.001 y 600.000 euros, salvo la infracción tipificada de venta o servicio de bebidas alcohólicas a menores de 18 años, así como permitir su consumo en el local o establecimiento que puede ser sancionada con una multa de hasta 900.000 euros. También puede conllevar clausura del local desde seis meses y un día hasta dos años y la inhabilitación para la organización o promoción de los espectáculos y actividades recreativas reguladas en la presente ley desde uno a tres años.