El candidato del PP a la alcaldía de Coslada, Paco Becerra, ha reclamado al alcalde, el socialista Ángel Viveros, a través de un escrito presentado por registro, que realice una auditoría del contrato de limpieza de los centros educativos ante los continuos incumplimientos del mismo por parte de la empresa adjudicataria.

Asimismo, Becerra ha pedido que, en su caso, se apliquen las sanciones que correspondan de acuerdo con lo previsto en el contrato, en particular, la suspensión del mismo, o incluso la resolución del contrato por el incumplimiento continuo de las obligaciones contractuales esenciales.

“Todo ello, ha derivado en una situación pésima de la limpieza de los centros educativos de Coslada, una situación que no se merecen las familias y alumnos de la ciudad”.

Becerra ha explicado que “tras realizar un análisis del contrato de limpieza de los centros docentes públicos de educación infantil primaria y especial y centros dependientes de la Concejalía de Educación, se considera necesario supervisar y controlar la ejecución del mismo”.

En ese sentido, en relación al plan de limpieza para cada uno de los centros y sistema de control de calidad sobre el servicio a prestar, el PP ha solicitado al Alcalde todos los partes de control semanal de las operaciones y frecuencias para saber desde la fecha del inicio del contrato hasta la actualidad cómo se ha desarrollado y qué controles se han llevado a cabo, así como la valoración de los mismos. En particular, se solicitan el parte de control semanal de las operaciones y gestión de incidencias y reclamaciones que se encuentra previsto en el contrato.

Respecto a las condiciones generales del contrato, Becerra ha asegurado que “la empresa ni comunica ni sustituye a las trabajadoras que están de baja por enfermedad creando un perjuicio económico al Ayuntamiento y un pésimo servicio a los colegios públicos de Coslada”.

Asimismo, sobre las limpiezas extraordinarias anuales, “constan diversos incumplimientos, como el desbroce del CEIP Pablo Neruda pedido por el PP, que no se ha realizado, así como que el CEIP Antonio Tapies abona el desbroce de su centro cuando se debería desbrozar por la empresa.»

Por otro lado, en referencia a las obligaciones del adjudicatario, “nos consta que el supervisor/a no realiza sus funciones presencialmente, como ocurría durante la vigencia del anterior contrato, y solo responde vía telefónica. Entendemos que hay muchos edificios y mucho personal y la supervisora de la empresa debe estar localizada no solo telefónicamente, sino también en persona en el término municipal de Coslada por si ocurriera alguna urgencia con los trabajadores/as de los colegios. Es más, tenemos conocimiento de que la anterior supervisora se encuentre en situación de incapacidad temporal, por lo que rogamos que se informe sobre quién la sustituye y qué tipo de contrato laboral y horas destina al contrato de Coslada”.

Por último, en relación al control de limpieza recogido en el contrato, “solicitamos la hoja de control de todos los centros desde el inicio del contrato donde se consten los trabajos realizados, sus fechas y personal, y quién lo ejecuta. Asimismo, según la información aportada por las trabajadoras, no se realizan sustituciones en caso de incapacidad temporal del personal, ni tampoco cuando se producen jubilaciones de los empleados destinados en el servicio que se presta en Coslada. Por ello, se solicita una auditoría con el objeto de comprobar si la facturación se corresponde con el trabajo ejecutado mensualmente según el contrato o se abona con menos personas”, ha explicado Paco Becerra.

PP de Coslada