La Concejalía de Limpieza Viaria, Medio Ambiente y Vías y Obras del Ayuntamiento de Coslada ha llevado a cabo la segunda de las limpiezas del Lago de La Rambla que realiza cada año.

Las labores, como suele ser habitual, se han prolongado por espacio de varios días y han consistido en el vaciado el recinto, el lavado del vaso, su saneamiento y posterior llenado.

Cabe subrayar que, en el marco de esta actuación, debido al abandono de distintas especies animales en este Lago de La Rambla, también se tiene en cuenta esta circunstancia. De este modo, cuando se procede al vaciado del agua, se trasladan los peces y otras especies como ánades y tortugas que así lo requieren a otros puntos de la ciudad hasta que pueden volver a ser devueltos a este recinto.

El resultado de las dos limpiezas del vaso del Lago es la acumulación de cientos de kilogramos de material. Precisamente, la concejala de Limpieza Viaria, Vías y Obras y Urbanismo, Charo Arroyo, ha asegurado que “realizar estas labores, como mínimo dos veces al año, garantiza que la cantidad que se acumula sea menor, lo que a su vez redunda en la zona”. Del mismo modo, la edil ha indicado que “este tipo de actuaciones también permite comprobar que el vaso del Lago, así como las diferentes instalaciones del mismo, se encuentran en perfectas condiciones de mantenimiento”.

Los trabajos correspondientes a esta segunda limpieza del Lago de la Rambla se desarrollaron a lo largo de la semana pasada.