Los delincuentes embistieron con su coche y de manera violenta un radio-patrulla con el resultado de tres detenidos y dos agentes lesionados de gravedad.

Desde hacía varias jornadas, tras haberse producido varios robos con fuerza en establecimientos hosteleros, así como en algún garaje comunitario, todo en el Barrio del Puerto, la Policía Local de Coslada desarrollaba operativo para tratar de dar con los autores. Dicho Dispositivo Especial de Seguridad se estaba llevando a cabo en coordinación con la Comisaría de Policía Nacional de Coslada-San Fernando.

Gracias al citado operativo específico, cuando Policía Local recibió a las 01.00 horas de este jueves, 8 de noviembre, un aviso vecinal que aletarba de un posible robo con fuerza en un bar situado en la Calle Mar Rojo, un radio-patrulla se acercó rápidamente, recibiendo el apoyo de otras dos dotaciones más que, de ese modo, se incorporaron al operativo.

Los componentes del primer radio-patrulla observaron signos evidentes de fuerza en la fachada del establecimiento (cierre metálico y luna, fracturados), y comprobaron como tres individuos salían corriendo en esos instantes del interior y se introducían en un turismo de alta gama, partiendo en él a gran velocidad hasta embestir frontalmente contra el vehículo policial.

Violencia del impacto

La violencia del impacto provocó que ambos vehículos quedaran inmovilizados. A causa del mismo, los dos policías locales que lo ocupaban resultaron lesionados de gravedad, mientras los cuatro ocupantes de dicho turismo emprendieron su huida a pie.

Los otros dos radio-patrullas que llegaron también de inmediato al lugar, pudieron localizar visualmente a tres de los cuatro ocupantes, a los que persiguieron a pie.

Uno tras otro, los individuos fueron siendo interceptados, reducidos y detenidos por los agentes de la Policía Local; primero lo fue el conductor, luego el copiloto y, finalmente, el otro inviduo, quien, en su intento de huida, había forzado también la valla perimetral de un supermecado próximo, tratando de ocultarse bajo una escalera del muelle de carga, produciéndose en este punto su detención.

Detenidos con antecedentes

Los tres detenidos resultaron ser de nacionalidad española, dos de ellos con 21 años de edad y el otro con 41 y, alguno de ellos, con un amplio historial delictivo.

En el mismo operativo policial se les intervino a los delincuentes (entre otros elementos) herramientas y útiles apropiados para comisión de este tipo delitos, tales como una maza, una llave maestra, una barra de uña y una barra de pica.

También se intervinieron y se presentaron igualmente con posterioridad en dependencias policiales, casi dos mil euros en metálico. Parte de ese dinero era en billetes, de diferente valor, y de los que se intentó deshacer uno de los individuos en su huida a pie; el resto, eran monedas halladas en el interior de una mochila y en una caja registradora (encontradas, ambas, dentro del turismo en el que intentaron la huida).

El vehículo utilizado por los delincuentes y que resultó con daños de consideración, aunque no estaba denunciado como sustraído, tenía forzados el clauxor y la centralita.

La Policía Local de Coslada sospecha que los detenidos puedan tener relación con otros robos similares, perpetrados recientemente en el Barrio del Puerto de Coslada.

Los dos agentes embestidos en el radio-patrulla de su dotación fueron trasladados a un centro hospitalario de Coslada para ser asistidos de sus lesiones, ambos, con fracturas óseas.