Las asociaciones de vecinos El Cerro de Coslada y Parque Henares de San Fernando de Henares han presentado sus alegaciones al proyecto de urbanización del barrio de El Jarama de Coslada, en las que solicitan un enlace directo con la M-45 y viviendas públicas en alquiler.

El pasado mes de julio el pleno del Ayuntamiento de Coslada dio luz verde a la aprobación inicial del proyecto de urbanización del barrio de El Jarama, la última gran bolsa de suelo del municipio, en el que está prevista la construcción de 4.400 viviendas, señala en un comunicado la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM).

En sus escritos de alegaciones las dos asociaciones vecinales reclaman un enlace directo con la M-45 por la zona de La Barrancosa, “ya que el nuevo barrio se extenderá hasta el borde de la Cañada y quedará a tan solo 500 metros de esta autovía, pero el proyecto del Ayuntamiento de Coslada no ha considerado la liberación complementaria de suelo y obra de urbanización necesaria” para realizar el enlace.

La asociación de vecinos El Cerro solicita incluso que se supedite la concesión de cualquier licencia de edificación residencial en El Jarama a la ejecución de la citada conexión viaria, ya que en su opinión “es la solución más adecuada para paliar los problemas de movilidad”.

También en relación a las conexiones del nuevo barrio, las dos asociaciones demandan la construcción de una glorieta en la carretera de Mejorada para aliviar el “importante incremento del tráfico de paso” que sufrirán los barrios de Coslada de Ciudad 70, La Colina y El Esparragal y el barrio de Coronas de San Fernando, “que también serviría para mejorar el acceso directo a Urgencias y otros servicios del hospital del Henares”.

Asimismo, asociación de vecinos El Cerro propone la realización de “amplias conexiones peatonales y ciclistas hacia el norte, con la Rambla Central de Coslada, con el centro de San Fernando de Henares y hacia el Suroeste con los sectores de la Barrancosa y la Colina”, para “desarrollar más los desplazamientos peatonales y en bicicleta”, ya que “si bien el proyecto municipal contempla un carril bici perimetral al ámbito de actuación, no incluye su conexión con la red ciclista existente”.

Además, sugiere la construcción de una “pista ciclable, transversal, de este a oeste, por la avenida Marie Curie, enlazando las perimetrales, incluyendo además de la calzada para el tráfico rodado la prolongación de la pista ciclable, e itinerarios peatonales accesibles, amplios, cómodos y agradables -con arbolado- de conexión con las avenidas de Berlín y Madrid”.

Respecto a la tipología de las viviendas, si bien las dos entidades consideran “positivo que 1.550 viviendas de las 4.400 proyectadas tengan algún tipo de protección pública”, la asociación de vecinos El Cerro insiste en la necesidad de construir viviendas públicas en alquiler, para lo cual considera que el Ayuntamiento debe alejarse de la tentación de generar ingresos mediante la enajenación de parcelas residenciales”. EFE

La Vanguardia