Las redes sociales se han convertido en los últimos tiempos en un punto de encuentro y discusión productivo, pero a su vez también se han transformado en un lugar en el que verter acusaciones, amenazas e insultos contra personas e instituciones.

La Policía Local de Coslada no ha sido ajena a estos episodios y este mismo jueves se ha sabido que la autora de una serie de amenazas dirigidas contra este cuerpo ha sido condenada por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de la ciudad.

Los hechos por los que ahora ha sido condenada M.P.M.R.F., vecina de Coslada, se remontan al pasado mes de marzo de este año. Esta mujer escribió duras amenazas contra la Policía Local de Coslada en la red social Facebook.

En aquel momento, el Ayuntamiento de Coslada puso a disposición del cuerpo la asistencia jurídica correspondiente para denunciar este episodio ante la justicia.

Ahora, seis meses después, ha tenido lugar la vista oral en la que tres agentes de la Policía Local han ratificado la denuncia inicial. En dicho acto, la acusada reconoció los hechos, mostró su arrepentimiento y, tras llegar a un acuerdo con los propios funcionarios policiales y la acusación popular (Ayuntamiento y sindicato CPPM), ha sido condenada con sentencia firme a la pena de un mes de multa con la cuota diaria mínima.

Anonimato irreal

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, ha asegurado al conocerse la resolución de este caso que “hemos llegado al límite. Es necesario poner freno a quienes consideran las redes sociales un lugar sin ley, en el que se puede insultar y amenazar a cualquiera, con la seguridad, hasta ahora, de que nunca ocurría nada”.

[blockquote]El regidor ha mostrado su satisfacción porque, a su juicio, “ese anonimato que otorgan plataformas como Facebook o Twitter no es real, y al final siempre se puede saber quién está detrás de un nombre falso. Esto es importante puesto que es el primer paso para acabar con la impunidad de aquellos que solo se sirven de las redes sociales para insultar, amenazar y denigrar”.[/blockquote]