La Audiencia Provincial de Madrid ha impuesto condenas de 27 años y 13 años y medio de cárcel, respectivamente, por violar y asesinar a la dueña del bar Copacabana en marzo de 2016. La Justicia considera probado que los dos tuvieron la misma participación en la agresión pero impone la mitad de condena a uno de ellos teniendo en cuenta como atenuante que iba muy borracho.

Según la resolución a la que ha tenido acceso la Cadena SER, los hechos ocurrieron de madrugada en marzo de 2016. Los dos hermanos, vecinos del corredor del Henares y de nacionalidad rumana, acudieron al local Copacabana de la avenida Príncipes de España de Coslada y estuvieron un rato hablando con la dueña. Fue a las dos y media de la mañana cuando violaron entre los dos a la víctima y después acabaron con su vida a golpes utilizando un radiador de diez kilos.

Ninguno de los dos culpables fue detenido hasta meses después y ahora ha sido la Audiencia Provincial de Madrid la que ha decidido condenarles por delitos de asesinato y agresión sexual después de que un jurado popular les haya considerado culpables. Uno de ellos es condenado a 27 años de prisión y el otro a exactamente la mitad, además de a tener que indemnizar a los familiares de la víctima con un total de 220.000 euros: la mujer tenía a su cargo a una hija de once años de edad.

Atenuante de embriaguez

El crimen, según la sentencia, se produjo “con extrema violencia” y sin que la víctima tuviese la más mínima posibilidad de defenderse. Varios testigos apuntaron a un conflicto previo entre la víctima y uno de los agresores, habiendo alojado en su casa a la pareja de éste, que según declaró en el juicio había sido golpeada por él en alguna ocasión.

La condena de uno de los dos hermanos se queda en trece años y medio de cárcel, a pesar de haber tenido la misma participación que el otro en el crimen: los jueces le aplican una atenuante muy cualificada de embriaguez. El alcohol, dice la resolución, “alteró considerablemente su capacidad para adecuar su comportamiento al sentido de la norma”.

Cadena SER