La Guardia Civil ha identificado a un ciudadano británico como responsable de una remesa de 1.282 kilos de hachís y 827 de marihuana incautada hace unos meses entre repuestos de vehículos, almacenada en el Puerto Seco de Madrid, en Coslada, a la espera de ser enviada a Reino Unido.

La Guardia Civil informa hoy en un comunicado de que la operación fue llevada a cabo por agentes aduaneros en el marco de la «operación Ecos» a finales del año pasado pero es ahora cuando se ha logrado la identificación un ciudadano británico como receptor de la expedición y por lo tanto, responsable de los hechos.

leer más (La Vanguardia)