Ecologistas en Acción de San Fernando-Coslada ha denunciado, ante el Ayuntamiento de Coslada, la existencia de un vertido de cubiertas de fibrocemento (amianto) al suroeste del Hospital del Henares, al norte de la autovía M-45. La organización ha solicitado su retirada y recuerda que se trata de un material peligroso para la salud de las personas y para el medio ambiente.

La proliferación de vertidos incontrolados en la Comunidad de Madrid y, en concreto, en los municipios del Corredor del Henares, es un grave problema ambiental y de salud.

Ecologistas en Acción San Fernando-Coslada, ha denunciado, ante el Ayuntamiento de Coslada, la existencia de un vertido de cubiertas de fibrocemento (amianto), escombros y enseres domésticos como sofás. El vertido se sitúa en los terrenos del ámbito urbanístico denominado UNP-4.04. Desarrollo del este-Ensanche de Coslada, al suroeste del Hospital del Henares (a unos 700 metros en línea recta) y al norte de la autovía M-45. Por el aspecto, los vertidos, podrían proceder de reformas domésticas.

La organización ecologista llama la atención sobre la naturaleza del vertido. El fibrocemento es un material considerado peligroso por contener amianto. El amianto está incluido en el Reglamento de residuos tóxicos y peligrosos de ámbito estatal y para su manipulación, transporte y eliminación requiere de personal y empresas especializadas. El riesgo para la salud deriva de las fibras de este material que quedan en suspensión en el aire, tras su manipulación, y penetran por las vías respiratorias. También pueden adherirse a la ropa y a la piel y desprenderse posteriormente con el consiguiente riesgo de inhalación. La exposición continuada al amianto puede ocasionar patologías graves relacionadas con el deterioro irreversible de los pulmones (cáncer, abestosis).

Ecologistas en Acción, que desconoce quien ha depositado los residuos y la propiedad de los terrenos donde se encuentran los vertidos, ha solicitado al Ayuntamiento de Coslada que tome las medidas adecuadas para que se proceda a la retirada controlada de los vertidos. También ha pedido que requiera a la propiedad del terreno que impermeabilice la zona (instalando un vallado o barreras que impidan el acceso rodado) para evitar que se siga vertiendo.

La organización hace un llamamiento a las vecinas y vecinos de Coslada para que actúen con responsabilidad en el manejo de residuos, especialmente si son peligrosos. Por ello, les animan a informarse en el Ayuntamiento, a utilizar los puntos limpios (para residuos no peligrosos) y a no realizar ningún tipo de vertido al aire libre. De esta forma contribuiremos a mantener un medio ambiente más sano que, a su vez, repercutirá sobre una mejor calidad de vida de las personas.

Ecologistas en Acción San Fernando – Coslada