Sama Logística y Geodis Iberia protagonizan los traslados de sede fuera de Cataluña inscritos este lunes en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Sama Logística Aplicada es filial del grupo Sama, especializado en servicios de outsourcing, gestión de almacenes, reparto, montaje de muebles, sofás y electrodomésticos y entregas a domicilio. Sama Logística factura casi 13 millones anuales y se muda de Cornella de Llobregat (Barcelona) al municipio madrileño de Coslada.

También a Coslada ha trasladado su domicilio Geodis Iberia, un operador de cadena de suministros que cuenta con 283 empleados, tres oficinas y cinco almacenes en España, donde factura cada año 2,4 millones de euros.

Geodis forma parte del SNFC Logistics, un sector de actividad del grupo SNCF, y es el primer operador en transporte y logística de Francia y el cuarto en el ranking europeo. La empresa está presente de manera directa en 67 países y cuenta con una red global que se extiende por más de 120 países.

Das Lex es la compañía de servicios legales del grupo Das, también integrado por Das Seguros, y se ha mudado de Barcelona a la Avenida Concha Espina de Madrid. Das cuenta con más de 100 despachos de abogados en toda España, más de 50 años de experiencia, 133 empleados, 13,5 millones de asegurados y una facturación superior a mil millones de euros. A su vez, forma parte del grupo Ergo, uno de los mayores grupos aseguradores a nivel mundial.

Otra compañía que ha oficializado este lunes su cambio de sede social es Valores el Tallar, una sicav gestionada por Trea Asset Management que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Cuenta con una capitalización de 3,9 millones de euros y se ha mudado de Barcelona a la calle Serrano de Madrid.

Asimismo, han registrado su traslado de domicilio social la comercializadora de productos dietéticos y cosméticos naturales Short Line Invest, de Barcelona a Madrid; la compañía Ocio Global Import, de Barcelona a Navalcarnero (Madrid), y la consultora tecnológica Human Centeres Technologies, de Barcelona a Madrid.

La Vanguardia