La Policía Local de Coslada evitó hace unos días la ocupación de una vivienda en un bloque situado en la calle Díaz del Castillo tras recibir un aviso.

Tras acudir allí, comprueban que alguien ha accedido al interior de dicha vivienda utilizando la fuerza con una “radial” cortando la placa antiocupación situada en la entrada de la misma. Tras salir el hombre, los agentes corroboran que ya intentó la misma acción por la mañana en el mismo lugar.

Los policías locales procedieron a su detención. Lo curioso del asunto es que sus familiares, que residen en el mismo rellano de la vivienda que el detenido perseguía ocupar, les comunican a los policías locales de Coslada su intención de seguir intentando la ocupación.