En el monumento dedicado a Francisco Javier Sauquillo, asesinado aquel día.

Un año más, el Ayuntamiento de Coslada, con el alcalde, Ángel Viveros, a la cabeza, acompañado por el equipo de Gobierno y algunos miembros de la Corporación Municipal, ha recordado a las víctimas de la Matanza de Atocha en su 41 aniversario. En aquel ataque fascista fueron asesinadas cinco personas (Francisco Javier Sauquillo, Enrique Valdevira, Luis Javier Benavides, Serafín Holgado y Ángel Rodríguez), además de resultar heridas graves a otras 4. Todos ellos abogados laboralistas del sindicato CCOO.

El homenaje ha consistido en un sencillo acto cargado de emoción y simbolismo consistente en una ofrenda floral en el monumento dedicado de forma general a todas las víctimas de aquel terrible suceso y, en particular, a Francisco Javier Sauquillo, asesinado también aquel 24 de enero de 1977 y que tenía una estrecha vinculación con Coslada, en concreto, con su tejido asociativo.

A la ofrenda realizada por los portavoces de algunos Grupos Políticos con representación en el Ayuntamiento de Coslada, han seguido unos minutos de silencio en recuerdo a las víctimas.

El alcalde de Coslada, Ángel Viveros, al término del homenaje, ha querido recordar “unos hechos que no se pueden olvidar, porque son el reflejo de lo que España vivía en aquellos años y porque se han convertido en todo un símbolo por la libertad y la democracia”. El regidor ha subrayado la importancia “de un acto sencillo como este que hoy hemos celebrado, puesto que es la manera, además de homenajear a los asesinados y a sus familias, de hacer llegar a las generaciones posteriores y a los jóvenes de hoy que el sistema de libertades del que gozamos ahora es fruto de mucho trabajo y, en más de una ocasión como la de este dramático episodio ocurrido el 24 de enero de 1977, a costa de la vida de españoles que luchaban por la libertad y que lo único que buscaban era que este país fuera una democracia”.

Ayuntamiento de Coslada