El plan incluye la línea de cercanías Coslada-Madrid.

El Gobierno central aprobó este viernes en el consejo de Ministros el plan de mejoras que beneficiará en Madrid el servicio del tren de Cercanías, especialmente en sus líneas Móstoles El Soto-Atocha-Fuenlabrada-Humanes, y la de Coslada-Madrid. El consejo de Ministros dio el visto bueno al listado de servicios ferroviarios declarados como obligaciones de servicio público (OSP), en los que el Estado garantiza su prestación a través de la financiación de su déficit de explotación.

Fomento destinará para estos servicios de Cercanías casi 203 millones de euros anuales y garantiza así «el derecho a la movilidad de los ciudadanos y la vertebración territorial», explica el departamento que dirige Íñigo de la Serna.

El pasado día 12, la consejera madrileña de Transportes, Rosalía Gonzalo, ya había expresado su satisfacción ante el anuncio hecho la víspera por Fomento de presentar en marzo próximo un plan de mejoras para la red de Cercanías.

El servicio de Cercanías viene sufriendo cortes y retrasos por distintas incidencias y averías en los últimos meses. El plan incluye los servicios de Cercanías, Media Distancia (tanto convencional como Avant), y los prestados sobre la red de Ancho Métrico (antigua FEVE).

Más frecuencia de trenes

Las actuaciones previstas mejorarán el servicio en la línea Móstoles El Soto-Atocha-Fuenlabrada-Humanes, que verá incrementada su frecuencia en hora punta a 4 minutos; y en la de Coslada-Madrid se incrementará el servicio en dos trenes por hora en hora punta.

El aumento de la oferta en un 20% en las horas punta materializará la apuesta del Ministerio de Fomento «por la calidad en la prestación del servicio», indica el Gobierno de la Nación.

Según una nota de prensa remitida por la cartera que dirige Íñigo de la Serna, los nuevos servicios adicionales se harán efectivos cuando se firme el correspondiente contrato con Renfe. En él se establecerán los detalles operativos y los compromisos de puntualidad y confort.